Política del LMRI

Según lo dispuesto en el Real Decreto 533/1996 (BOE nº 99, de 29 de Marzo), el LMRI del CIEMAT es el Laboratorio de Patrones Nacionales para Radiaciones Ionizantes de España.

En este contexto, y de conformidad con los requisitos del MRA, la dirección del CIEMAT establece como objetivo irrenunciable del LMRI su compromiso de permanente mejora de las actividades y servicios, para lo cual trabaja de conformidad con el sistema de gestión de la calidad establecido en la norma UNE-EN ISO 17025:2017 relativa a la competencia de los laboratorios de calibración y ensayo, como parte integrante de la política de la calidad del CIEMAT.

El compromiso de cumplimiento de la norma referenciada y el desarrollo y adecuación de la misma a través del sistema de gestión de la calidad establecido en el LMRI permiten asegurar que las calibraciones, intercomparaciones y demás actividades realizadas en el laboratorio cumplen con las normas, reglamentos y especificaciones que son aplicables a las tareas propias de los laboratorios de patrones nacionales a nivel internacional.

La alta dirección del LMRI desea manifestar la trascendencia que tiene la adecuada comprensión, implantación y actualización de esta política en todos los niveles y funciones comprometiéndose a efectuar el correspondiente seguimiento.

Consecuentemente con la decisión, voluntad y trascendencia expresadas, la alta dirección promoverá la consecución de los recursos materiales y humanos que sean necesarios para alcanzar el mencionado objetivo, con el firme convencimiento de la alta rentabilidad que supondrán esas inversiones.

Para ello, en la figura del director del LMRI recae la responsabilidad de impulsar la implantación y desarrollo del sistema de gestión de la calidad, mantener actualizado el manual de la calidad y gestionar los recursos humanos y materiales para la consecución de los objetivos señalados al LMRI. Así mismo, el responsable de la calidad del LMRI tiene la misión de supervisar el establecimiento, la vigencia y la eficacia del sistema de gestión de la calidad del LMRI en todos sus aspectos colaborando con el director del LMRI en todo lo necesario.

Dado que la calidad es un objetivo que depende y afecta a todas las actividades desarrolladas en el LMRI, es también una responsabilidad de todos y cada uno de sus miembros, por lo que se pide a todo el personal del LMRI, sin excepción, que se familiarice con las disposiciones de este manual y sus procedimientos, las ponga en práctica y aporte cuantas sugerencias y mejoras aprecie convenientes tanto de carácter técnico como organizativo en su respectiva área de trabajo.

Para alcanzar estos objetivos, la dirección del CIEMAT promueve una política de la calidad para el LMRI basada en los siguientes principios:

1. Ejercer las facultades otorgadas por el Real Decreto 533/1996, de 15 de marzo por el que se declara al LMRI del CIEMAT como:

  • Laboratorio depositario de patrones nacionales de medida en el campo de las radiaciones ionizantes.
  • Laboratorio asociado al Centro Español de Metrología en dicho campo.
  • Responsable, en nombre del Estado, de la custodia, conservación, mantenimiento y difusión de los patrones nacionales de las unidades de radiaciones ionizantes.

2. Custodiar, mantener, conservar y diseminar los patrones nacionales de las magnitudes actividad (de un radionucleido), kerma (rayos-X y γ) y dosis absorbida, definidos en la Orden ITC/2581/2006, de 28 de julio, BOE núm. 186, de 5 de agosto de 2006.

3. Validar la trazabilidad y equivalencia internacional de dichos patrones nacionales mediante la participación en intercomparaciones clave promovidas por el BIPM, EURAMET u otras organizaciones metrológicas internacionales en el marco de lo establecido en el MRA. 

4. Alcanzar la satisfacción de los clientes, sean internos o externos, cumpliendo siempre sus requerimientos técnicos de calibraciones o mediciones trazables a dichos patrones nacionales de manera eficiente en tiempo y económicamente competitiva.

5. Perseguir la excelencia y el perfeccionamiento tanto mediante la búsqueda de oportunidades de mejora, como de prevención de factores negativos con la perspectiva de optimización como objetivo final.

6. Potenciar la motivación del factor humano, ya que la calidad y mejora de productividad sólo puede conseguirse mediante la comunicación, participación y colaboración activa y el trabajo en equipo de todos.

7. Proporcionar, de modo planificado y a todos los niveles, la formación e información actualizada y de manera permanente que se requiera para satisfacer las necesidades técnicas, de gestión y de la calidad propia de la organización.